Valor y deseos de servir, cualidades de la mujer policía de Veracruz.

Coatzacoalcos, Ver., 08 de marzo de 2020.- “Convertirme en policía estatal ha sido uno de mis sueños y ser la superheroína de mis tres hijos; es el motivo que me impulsa para salir adelante”, aseguró Alberta Caporal, elemento operativo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Con 32 años de edad y originaria del sur de Veracruz, recuerda con orgullo la primera vez que portó su uniforme tras graduarse del Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (CEIS): “Ha sido de los mejores momentos, ser policía es algo que yo quería desde hace tiempo y con la ayuda de mi familia logré mi objetivo”.

Durante su paso por la dependencia ha recorrido Álamo, Tihuatlán, Poza Rica y Xalapa; actualmente se desempeña en Coatzacoalcos, donde porta un fúsil AR-15 y un arma corta PX4 Storm, para resguardar a la población.

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, reconoce que no hay limitaciones para el género femenino: “Eso de que la mujer no puede es mentira, claro que podemos; hemos llegado a ocupar espacios que antes sólo eran para varones, prueba de ello es que somos compañeros en el cuerpo de Policía y poco a poco nos hemos abierto camino”.

Mencionó que debe ejercer su profesión y al mismo tiempo su rol de madre, pues es soltera y de ella dependen tres pequeños de cuatro, nueve y 13 años, quienes permanecen al cuidado de otros familiares durante el mes de trabajo que debe cumplir para luego disfrutar de seis días de descanso.

“He logrado compaginar mi vida profesional y personal, aunque no ha sido fácil, afortunadamente mi familia me apoya y mis hijos saben que debo salir a trabajar para que no les falte nada, incluso han venido a verme al trabajo y convivido con mis compañeros. Nunca me había separado de ellos, pero ahora me he perdido de ocasiones importantes, sin embargo, me alientan a seguir”, contó emocionada.